Teléfono Móvil 3008409233
Teléfono Fijo (7)6392929

Tumores Resección y Biopsia

u

Los tumores de párpados soy muy comunes y son un motivo de consulta frecuente al oftalmólogo. Engloban una amplia variedad de lesiones que pueden ser benignas o malignas.

La mayoría son benignas, las cuales generalmente son asintomáticos y sólo son un problema estético, se ven como “lunares”, “quistes”, o “verrugas”. En algunos casos pueden crecer, multiplicarse y afectar el borde libre del párpado, lo que ya se vuelve un problema funcional. Su tratamiento es sencillo, puede requerir resección, cauterización o crioterapia, sin dejar una cicatriz significativamente evidente.

También existen una variedad de tumores malignos que pueden afectar los párpados, existen varios tipos, siendo el más frecuente el carcinoma baso celular.

Suelen presentarse en personas mayores de 40 años. Los factores de riesgo más importantes son la exposición solar crónica y las pieles claras. Inicialmente, aparecen de forma repentina como nódulos, “bultos”, “granos”, del mismo color de la piel o más pigmentados, su velocidad de crecimiento es variable, generalmente crecen rápido en cuestión de meses, y se empiezan a ver cambios en su color, forma o ulceraciones (“costras que no cicatrizan”).

Muchos de éstos cambios son tan rápidos y no perceptibles por los pacientes inicialmente, sino hasta fases avanzadas. Por esta razón, ante la presencia de alguna lesión en el párpado es recomendable asistir al oftalmólogo, quien hará un examen detallado por medio de la lámpara de hendidura para identificar los signos de malignidad y decidir tratamiento.

El tratamiento de los tumores malignos de párpados generalmente inicia con una biopsia, es decir, un procedimiento quirúrgico realizado bajo microscopio, donde se extrae una parte o la lesión completa para enviarla a estudio de patología y aclarar el diagnóstico.

PROCEDIMIENTO
INDICACIONES
RECOMENDACIONES