La miopía, epidemia en el mundo

XI Congreso Internacional de Oftalmología
2 noviembre, 2017
Reconocimiento de la Academia Americana de Oftalmología
8 noviembre, 2017

Cuando miramos objetos lejanos y no logramos enfocarlos con nitidez, es factible que nuestro sistema óptico este desenfocado y tengamos un defecto visual llamado miopía; se necesita utilizar dispositivos ópticos como gafas, lentes de contacto o cirugía para corregirla. Hay evidencia científica de que la ausencia de corrección o la baja corrección favorecen la progresión de la miopía.

Esta enfermedad afecta la calidad de vida de quien la sufre y cuando es alta se relaciona con otras complicaciones como degeneraciones , desprendimiento de retina y glaucoma.

Desde el punto de vista de la salud pública, tiene un impacto económico muy significativo. Un estudio del doctor Rudnicka y coautores encontró en un reciente meta-análisis, que existe una gran variabilidad regional en la prevalencia de la miopía en el mundo. Mientras los niños negros de 15 años de edad en áfrica tuvieron 5,5% de prevalencia de miopía, los de India alcanzaron un 13%; los blancos residentes en Europa, Norteamérica y Australia tuvieron 16,7%; en el este de Asia, con igual edad, la prevalencia fue muchísimo más alta. En el transcurso de solo dos generaciones, los datos poblacionales de miopía encontrados en ciertas áreas del mundo (Hong Kong, Singapur, Taiwán, China y Corea del Sur) muestran un alarmante incremento de prevalencia que constituye una verdadera “epidemia” de esta enfermedad.

En 2010, datos poblacionales en jóvenes coreanos entre los 19 años, dan una prevalencia del 96,5% y en China en 2012, universitarios con igual edad la sufren el 94,9%. En el 2011 había 1980 millones de miopes en el mundo, actualmente alrededor de 2450 millones, y existe tendencia evidente para llegar a 4700 millones al 2050, es decir que más del 60% de la población mundial estaría afectada. Su progresión ya no la explican solo los factores genéticos; se ha demostrado por evidencia el impacto de factores ambientales como determinantes en su aparición y progresión.

En la tesis doctoral que presentamos este mes mi compañero Alejandro Tello y yo, nos preguntamos si hay información veraz en el mundo y en nuestra Colombia, con una gran biodiversidad geográfica, étnica, socio-económica, y no se encuentra nada sobre indicadores de miopía

¿Qué necesitaríamos hacer para prevenir la miopía, controlando factores ambientales o tratando de alguna manera su progresión?

 

Los invito a estudiar en esta infografía las recomendaciones necesarias para su control y tratamiento.

 

Ver infografía

 

Lo que se está comentando

Comentarios